Nuestros frutales, origen y procesos básicos

- NUESTROS FRUTALES, ORIGEN Y PROCESOS BÁSICOS -

1. PREPARACIÓN DE LOS PATRONES O BORDES

  • Lo primero que se hace es a principios de Marzo cortar "los bordes" que son una rama de raíces. Los bordes se obtienen de lo que llamamos "cepas madre" o "frutales bravos" que son arbustos muy ramificados desde la base y de poca altura. Para conseguir los patrones o bordes, se cortan las cepas con una máquina con un disco horizontal, cortando por debajo del nivel de la tierra y sacando los bordes con raíces, dejando la raíz principal para que vuelvan a brotar para el año siguiente. Se transportan hasta la nave central donde se preparan, seleccionando los mejores y cortándolos a la misma medida. Una vez preparados, se entierran las raíces para que no se sequen, y en Abril empezamos a plantar.

align:center

2. PLANTACIÓN DE FRUTALES BRAVOS

  • Después de tener la tierra arada y preparada, se desentierran los bordes y se prepara la máquina de plantar. Máquina enganchada a la parte trasera del tractor, donde dos trabajadores/as van sentados, colocando los bordes en la máquina y otro/a trabajador/a va detrás comprobando que todos los plantones queden bien plantados. Nada más plantar se ha de dar un buen riego para que la tierra se adhiera bien a las raíces. En verano, hay que cuidar la finca quitando las malas hierbas, regando y controlando la aparición de posibles plagas principalmente.

3. INJERTO Y PREPARACIÓN DEL MISMO

  • A principios de Agosto, se empieza a preparar el campo y los bravos para injertar, lo primero que hacemos es lo que llamamos "hacer cuello" que consiste en quitar todos los brotes nacidos en la parte inferior de los bordes, que es donde posteriormente se injertará. A mediados de este mes, Agosto, empezamos a injertar, esto consiste en:

    1. Seleccionar y cortar ramas nuevas bien formadas de árboles de como mínimo de 2 años, de las variedades que vayamos a injertar.
    2. Se preparan las varas en la anve por variedades, cortando las ramas y podándoles las hojas, con cuidado de no dañar las yemas, y una vez preparadas, se introducen en un balde con un poco de agua para que no se sequen.
    3. En el campo, injertamos por parejas, uno injerta y otro detrás atando los injertos. Este proceso es el más complicado, ya que, si las yemas son dañadas y/o quedan mal atadas, el injerto fallará.

4. FORMACIÓN DEL FRUTAL INJERTADO

  • En el mes de Octubre se cortan los plásticos de los injertos, pasan el invierno, y a finales de Marzo - principios de Abril, se cortan los frutales bravos justo por encima del injerto, primero con una máquina, que corta y tritura la madera cortada y así también se aprovecha el sobrante como abono. Y posteriormente, se repasan los cortes a mano uno a uno para que queden igualados y la curva del injerto sea lo menos pronunciada posible y salgan bien rectos. De esta manera, se facilita que crezca el injerto en detrimento del bravo. Durante el primer año, se va podando y guiando para su formación en árbol de copa. Por último, cuando tienen dos años, se arrancan en los meses de invierno para su venta directa, también para plantarlos en macetas y poder trasplantarlos durante todo el año y para criarlos como frutales ejemplares para venta de frutales de 5 y 6 años.

 

Para más información o si quieres conocer más detalles sobre el origen y proceso básico de los frutales, no dudes en hacer clic en el siguiente enlace: Origen y procesos básicos.

Compartir publicación

Comentarios (0)

No hay comentarios por ahora